Home » SPAGNOLO » ROMA » COLISEO

COLISEO

EL MARAVILLOSO COLISEO

EL MARAVILLOSO COLISEO - VOLENDO VIAGGI

Situado en el corazón de la ciudad arqueológica de Roma, el Anfiteatro Flavio, o más comúnmente Coliseo significa monumentalidad y recibe diariamente un gran número de visitantes atraídos por el encanto de su historia y de su compleja arquitectura.

 

Construido en el siglo primero. C. por orden de los emperadores de la dinastía Flavia, el Coliseo, la llamada de una estatua colosal que estaba cerca, dio la bienvenida, hasta el final de la antigüedad, muestra un gran atractivo popular, tales como caza y lucha gladiadores. El edificio era, y sigue siendo hoy, un espectáculo en sí mismo. De hecho, es el más grande anfiteatro no sólo la ciudad de Roma, sino también en el mundo, ofreciendo reconstrucciones sorprendentes, así como los servicios para los espectadores.

 

Símbolo de las glorias del imperio, el Anfiteatro ha cambiado a lo largo de los siglos, su cara y su función, ofreciéndose como un espacio estructurado pero abierto a la comunidad romana. Hoy en día, el Coliseo es un monumento a sí mismo ya las obras del ingenio humano que sobreviven el tiempo y todavía tiene, sin embargo, como un amable y dinámico, abierto en dos niveles, que ofrece una amplia visión del interior, pero también destellos cortos y sugerentes de la ciudad de los tubos externos. También es sede de exposiciones temporales relacionadas con los temas de la antigua y eterna de su relación con las actuaciones contemporáneas y modernas. Esto llevó a los acontecimientos y experiencias realizadas dell'Anfiteatro un lugar nuevo cada día, por todo significativo y capaz de decirle a cada uno de ellos una historia.

 

 

La construcción del Anfiteatro Flavio, que debe su nombre a la gens Flavia, fue iniciada en el 72 d.C. por el emperador Vespasiano y financiada con el despojo de la toma de Jerusalén en el 70 d.C.. El anfiteatro, inaugurado bajo el emperador Tito en 80 d.C., y terminado por su hermano Domiciano en el 82 d.C., es el más majestuoso edificio de la antigüedad destinado a los espectáculos gladiatorios y a las cazas. El edificio está situado en el centro del valle, donde antes había el lago artificial de la Domus Aurea de Neron, alrededor del cual fueron construidas algunas estructuras funcionales: gimnasios, depósitos y un hopital.

 

El último espectaculo del cual hay noticia data del 523 d.C. Entre el final del siglo V y el comienzo del siglo VI se empezó a desmantelar las estructuras del sector sur y a enterrar la arena. A partir de la segunda mitad del siglo VI el anfiteatro, perdidas sus funciones originales, entró en una fase de abandono y de sistemática expoliación de los materiales: el travertino de la estructura de sustentación, los revestimientos marmóreos, las grapas metálicas que unían los bloques de piedra. Los agujeros hoy visibles en el travertino son la consecuencia de este despojo.

 

La reutilización de las estructuras para establecer casas, huertos y cuadras, transformó en la Edad Media el anfiteatro en un barrio organizado alrededor de una plaza central, la antigua arena, y llamado Rota Colisei. El nombre popular “Colosseo” para indicar el anfiteatro, cuya primera utilización data del siglo VIII, probablemente deriva del recuerdo de la estatua colossal de Neron que se erguía en los alrededores. Durante el siglo XVI se impuso la tradición, nunca comprobada, que asocia el Coliseo al lugar del martirio de los primeros cristianos. El carácter sagrado del edificio fue sancionado con ocasión del Jubileo del 1750, cuando papa Benedicto XIV erigió una cruz en el centro de la arena y 14 edículos para el Camino de la Cruz.

 

Después el terremoto del 1803 fueron llevadas a cabo las primeras intervenciones para la consolidación del edificio, con la realización de los dos espolones situados uno en el lado oriental (Stern 1805-7) y otro en aquello occidental (Valadier 1827): fue la primera etapa de un largo proceso de restauración y de excavaciones arqueológicas qui transformó el Coliseo de ruina en monumento.